miércoles, 6 de enero de 2016

SELECCION de 10 LIBROS INFANTILES y JUVENILES ILUSTRADOS







CHICOS › DIEZ LIBROS INFANTILES PARA DARLE OTRO COLOR A LA NAVIDAD

Cuando el acto de la lectura se convierte en una aventura

En realidad puede ser para Navidad, para Reyes o para cualquier ocasión que permita estimular el espíritu lector de los enanos de la casa: por el contenido, las ilustraciones o su presentación, esta selección garantiza un panorama de posibilidades para todo público.


 Por Karina Micheletto para el diario Página 12 del 24/12/2015
Llega el fin de año y es tiempo de balances, de repasos y de promesas a futuro. Y también de arbolitos y de ese gusto que se da Papá/Mamá Noel cada año, el de pensar especialmente en cada regalo para cada destinatario, en esa previa que es el disfrute del que da. Busca que te busca, la sección Chicos encontró las últimas de las últimas novedades en literatura infantil y juvenil, especiales y recomendables por diferentes motivos. Y seleccionó estos diez posibles grandes regalos para chicos y para jóvenes lectores, y para Papás/Mamás Noeles que disfrutan de regalar libros. A correr que dan las doce... O a guardar la idea para Reyes.



 

 

  ¿Por qué? Gatos

La reconocida ilustradora y escritora eslovena Lila Prap –se llama Lilijana Praprotnik Zupanèiè, pero hizo bien en ponerse un seudónimo– tiene un estilo muy propio en sus dibujos, tan de crayón cargado. Y entre su vasta obra tiene fama ganada por estos libros de los porqués, que comenzaron con dudas basales sobre varios animales –¿por qué tiene rayas la cebra?– y siguieron con uno de perros y este de gatos. ¿Por qué los gatos mueven la cola? ¿Por qué los gatos cazan ratones? ¿Por qué ronronean? ¿Por qué los gatos afilan las garras? ¿Por qué le tienen miedo al agua? ¿Por qué entierran su caca?, se revela aquí. Lo mágico es que, si bien hay una base de divulgación, porque todas las explicaciones están dadas de acuerdo a lo que se pudo saber desde la ciencia, sin mentir, omitir ni exagerar, las respuestas son verdaderos cuentos en sí mismos. Y así, a cada explicación avalada por el pensamiento científico, le antecede una historia disparatada, tierna o mítica, y una reflexión de la autora. Salió aquí hace poco por Unaluna, y está recomendado a partir de 4 años, pero seguro que también les gusta a los de 14, a los 44 y a los de 104.








Yipo

El ilustrador mexicano Juan Gedovius hizo este libro que no necesita de palabras para contar esta historia monstruosa, divertida, tierna, llena de acción y suspenso, ¡y tan lineal como nada lineal a la vez! Resulta que este libro se va contando a medida que se despliega, y página a página se va formando una larguísima página horizontal. Y así van apareciendo estos graciosos monstruitos en las más diversas y alocadas situaciones. Cuando termina el libro... vuelve a empezar, del otro lado. Y todo a partir de una lanita celeste. Si la idea del sinfín ha dado lugar a las más soñadoras y enigmáticas creaciones, esta historia monstruosa y circular hace un lúdico uso de esa idea. Original, divertido y diferente por su formato y propuesta, el libro tiene la virtud extra de poder ir dirigido a un muy amplio abanico de lectores: desde los más, más chiquitos, aún no iniciados en la lectoescritura –la edición en material bien resistente y la bonita caja en la que viene guardado el libro, también acerca a este tipo de público– pasando por todas las edades de niños y niños de alma. Lo editó recientemente Fondo de Cultura Económica.








Los superhéroes odian las alcachofas

Qué bien vendría en estos tiempos un superhéroe como Fosfo, capaz de vencer cualquier injusticia con sus titánicas proezas. En este libro loco –en forma y contenido, que hasta trae unas “exclusivas gafas de supervisión” para seguir las ilustraciones en 3D– la muy reconocida dupla francesa de Benjamin Lacombe y Sebastien Perez descubre todo lo que hay que saber del complicado oficio de superhéroe, con retratos de superbuenos y supervillanos de todo el mundo y de todos los tiempos, fragmentos exclusivos de diarios íntimos, una clasificación de superpoderes y tests para que el lector sepa si tiene pasta de superhéroe. Lo publicó Edelvives, y es un lindo regalo para chicos y grandes que quieran volver a vivir esa envidiable certeza de que todo, pero todo, puede ser posible.







Las marcas de la mentira

Esta historia reúne todas las condiciones para atrapar a los lectores más grandes: tiene un caso policial inquietante, otro misterio de fondo que viene de tiempo atrás, una historia de amor con la cual sentirse identificados, un personaje principal entrañable, una escritura que marca el ritmo entre el misterio y el suspenso y las vivencias cotidianas de la protagonista. Es la segunda parte de la saga Sol de Noche, continúa la historia iniciada en La velocidad de la música y puede leerse sin esta referencia previa, aunque la continuidad la hace más jugosa aún. Todo comienza con un auto desbarrancado en el Lago Lácar, con un extraño cadáver en su interior. Y con Sol Linares, la joven protagonista, ya convertida en pasante en el diario en el que su padre es jefe de redacción. Como en la novela anterior, Sol intentará resolver el caso desde su blog y con la ayuda del misterioso A. L.Timón. La escribió Andrea Ferrari y fue editada hace poco en loqueleo, el nuevo sello de Santillana que hereda lo que fue Alfaguara infantil y juvenil.








Un libro en tamaño real

Tal como su nombre lo indica, la gracia de este libro es que está hecho de fotos en tamaño real, y así es posible tomar dimensión de pesos, tamaños, distancias y otras cantidades de la vida cotidiana que sorprenden. Desde las pezuñas de un elefante hasta la caca de un San Bernardo –el perro más grande, mientras que el más pequeño es el chihuahua– todo aparece en su real dimensión. Y así el lector se entera de que hacen falta unas cincuenta hormigas para robarse una porción de torta, que si se junta el aire respirado en un día se llenan más de ochocientos globos, que en un solo balde se pueden encontrar unos 120 millones de granitos de arena, más que toda la gente que vive en Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Perú. Este libro en tamaño real es una artística y divertida manera de tomar conciencia del lugar que cada cual ocupa en este mundo. Es obra de Jorge Doneiger y acaba de reeditarlo Pequeño Editor, después de haber sido traducido a varias lenguas y de llegar premiado de la última Feria de Bologna.

 

 

 

 ¿Qué es la verdad?

Otro libro de preguntas. Y una buena pregunta. De muy difícil –¿imposible?– respuesta cuando es formulada por un niño, y dirigida a un adulto. Es que los chicos tienen esa costumbre: preguntan. Bueno, acá está este libro, para traer respuestas, o tal vez –otra vez– nuevas preguntas. Es también un libro de divulgación científica para chicos, en este caso alrededor de una ciencia como la filosofía. Lo hizo la alemana Antje Damm y lo tradujo y publicó en la Argentina Ediciones Iamiqué –que ya había publicado de esta autora ¿Qué es el tiempo?–. ¿Todos mentimos alguna vez? ¿Omitir la verdad es mentir? ¿Por qué queremos saber la verdad? ¿Hay verdades que es mejor callar? ¿Hay mentiras que están justificadas? ¿Los animales mienten? ¿La verdad puede lastimar? Son algunas de las preguntas de verdad que, con mucho ingenio, dispara este libro.







Peter Pan y Wendy

La historia del niño que no quería crecer está por cumplir un siglo y sigue fascinando con toda su potencia fantástica, más allá y más acá de enviones como los de Disney. Primero fue una obra de teatro, en 1904, y en 1911 el inglés James M. Barrie publicó la novela que ahora edita Colihue en su colección Los libros de Boris. La historia es conocida: Peter Pan va a Londres, se le aparece a Wendy, le enseña a volar a ella y a sus hermanos, John y Michael. Y juntos vuelan de la casa familiar para aparecer en el País de Nunca Jamás, donde los esperan los Niños Perdidos, el hada Campanita, el Capitán Garfio y un montón de aventuras. Sólo el comienzo de esta historia da cuenta del germen que la ha transformado en clásico: “Todos los niños, menos uno, se hacen mayores. Se enteran muy pronto de que van a crecer. Wndy lo supo un día cuando, a los dos años, cortó una flor del jardín y corrió a llevársela a su madre. Seguramente era una imagen adorable, porque la señora Darling se llevó una mano al corazón y exclamó: ‘¡Ay, por qué no te quedarás así para siempre!’. Esto fue todo lo que se habló del tema, pero a partir de ese momento Wendy supo que iba a hacerse mayor. Siempre te das cuenta al cumplir los dos años. Ese es el principio del fin’”.






Para cuidarte mejor

Caperucita Roja siempre ha dado tela para cortar en la reversión, desde las que censuraban los detalles más cruentos de la historia de los hermanos Grimm, hasta llegar a las que plantearon una Caperucita feroz y un lobo bueno. O una abuela más protagonista y menos boba, o todas las formas de la metáfora del bosque y el peligro del lobo suelto y la niña paseando tan suelta por ahí. Entre tantas versiones a lo largo de la historia, esta realmente es original, y está en buena parte sustentada por las muy rojas y personales ilustraciones de Ximena García, también autora del texto. Aquí no hay camino peligroso ni lobo feroz que valga. Para lanzarse a ese bosque, Caperucita deberá enfrentar al más corriente y cotidiano de los obstáculos: su propia madre. Con buena edición en tapa dura y lindo papel, lo publicó hace poco Uranito.







La canción de las pulgas

Este cuento alguna vez formó parte de aquella entrañable colección de los Cuentos del Pajarito Remendado, esos libros chiquititos que leían los que ahora son grandes. En el nuevo siglo, la historia vuelve en un hermoso libro cuadrado de tapa dura, editado con pasión de editor por Calibroscopio. Y resulta que aquella pícara historia de las siete pulguitas y su canción –o las muchas canciones que la familia pulguienta va ensayando–, aparece ahora reuniendo a Gustavo Roldán, el recordado escritor chaqueño, y a Gustavo Roldán, el también reconocido ilustrador radicado en España. Padre e hijo, que además se llaman igual. Como si no mediasen años, distancias ni ausencias físicas, los Gustavos Roldanes vuelven a contar ahora esta historia de las muy traviesas pulgas ¡que hasta se atreven a decir un par de malas palabras en un texto para chicos! ¡Vade retro, señora directora!







El dragón de papá

Esta es otra historia que tiene muchos años, y que ya entra en la categoría de clásico. Fue el primer libro publicado por la neoyorquina Ruth Stiles. Lo escribió en 1944, cuando tenía 21 años, y lo ilustró su madrastra, Ruth Chrisman, junto a quien completaría la historia con dos libros más. El protagnoista es Elmer Elemento –a quien la narradora se llama “papá”–, un chico que tiene un sueño: volar. Y aquí también, como Peter Pan, hay una isla, en este caso la Isla Salvaje –que enfrente tiene otra, la Isla Mandarina–, donde resulta que un grupo de animales explotadores tiene encadenado a un dragón, ¡justo el dragón que podría hacer realidad el sueño de volar de Elmer! El protagonista parte en barco hacia la isla, donde se enfrenta a diversos peligros que sabrá resolver con ingenio y con todas las porquerías de dudosa utilidad que lleva en su mochila, transformadas en herramientas mágicas. La historia tiene una fuerza fantástica deliciosa, y las ilustraciones en blanco y negro potencian esa fuerza, que sigue siendo un imán encantador. Hay, además, un hermoso mapa de las islas con referencias de la historia. Llega a estas tierras publicado en Madrid por el sello Turner.












0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal