miércoles, 7 de octubre de 2015

CUANDO el PERIODISMO se HACE COMIC





Cuando el periodismo se hace cómic

Por Francisco Calvi. Publicado en el diario Clarín del 18/9/2015


Esta nota podría ser una historieta. En vez de letra de imprenta sobre fondo blanco, tendría cuadros. En el primer cuadro, el dibujo de una página de diario, con letras y fotos. En el segundo, esa página tradicional se ha convertido en una página de historietas con una noticia dibujada. En el tercero, el retrato a tinta china de un periodista les habla –con la ayuda de un globo– sobre el potencial de la historieta para contar historias periodísticas serias.

Si no le convenció el ejemplo, culpe al guionista-redactor pero no al lenguaje de la historieta. Su eficacia periodística fue ampliamente demostrada hace más de treinta años, cuando el estadounidense Art Spiegelman contaba en Maus el horror nazi de los campos de exterminio. Además de convertirse en el primer historietista en ganar un premio Pulitzer, la proeza de Spiegelman fue lograr que editores y libreros comprendieran que los cuadros con dibujitos y globos no son sólo para niños o para hacer reír. Como explicó el propio Spiegelman en una entrevista esta semana, nacieron como tiras cómicas para estimular la venta de los diarios pero hoy ya son otra forma de periodismo.






Entre los responsables de la evolución hacia el género documental sobresalen los nombres de Joe Sacco (EE.UU.) y Guy Delislé (Canadá).
Delislé, por sus documentados y medidos relatos de viaje en Asia (Pyongyang y Shenzhen, entre los dos más populares).  
Sacco, por ser lo más parecido a la imagen popular del cronista de guerra: escribe y dibuja sus libros consultando a especialistas y entrevistando a los pobladores de zonas de conflicto como Palestina, Gorazde o la Franja de Gaza.






Las historietas de Sacco molestan por su propensión a interrumpir la narración presentándose a sí mismo como un personaje digno de lástima pero siguen figurando entre las mejores del género, por su documentación y profundidad. Uno de sus recursos, también explotado por Spiegelman, es convertir el relato de sus entrevistados en un cómic dentro del cómic. Las imágenes de esa historia escuchada que un fotógrafo nunca habría podido tomar, Sacco las dibuja. No hay engaño posible: el lector sabe perfectamente que esos dibujos son una interpretación que hace el autor. Como dice Diego Rey, de la editora independiente El Hotel de las Ideas, “en un texto pelado puede estar más disfrazada la opinión pero en la historieta es evidente que hay una voz”.






Otra prueba del interés por el género es el surgimiento en los últimos años de revistas que sólo publican periodismo en historietas. En Francia, la trimestral La Revuee Dessinée de Franck Bourgeron lleva más de dos años imprimiendo tomos de 228 páginas. En formato digital, la iniciativa más destacada –aún con vida– es Illustrated Press , un colectivo de periodistas y dibujantes que apuntan al periodismo barrial publicando en la Web historietas sobre las personas y los barrios marginales de Chicago.






En Argentina, el género también ha dado sus primeros pasos. Desde las entrevistas que Liniers dibujaba hace unos años en el diario La Nación hasta el más reciente Camino a Auschwitz con que Julián Gorodischer y Marcos Vergara toman el testigo de Spiegelman convirtiendo recuerdos familiares en un documento sobre el nazismo.

Pero como ocurre con otros géneros, los autores argentinos no sólo producen historieta periodística para el mercado local. En España hace varios años que se publican entrevistas y páginas de análisis político dibujadas por Fernando Calvi, para quien la llegada del periodismo a la historieta “es algo para festejar” sin perder de vista el resto de posibilidades: “Los géneros van y vienen; quizás el western no esté de moda hoy, pero aún así hay autores que lo cultivan; en Francia, uno de los países que más se volcaron a la historieta periodística y a las biografías, se siguen editando historietas de piratas”.



















0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal