lunes, 20 de mayo de 2019

ALBERTO BRECCIA en la CASA del BICENTENARIO






Breccia 100. El dibujo mutante

Se exhiben por primera vez 70 originales de Alberto Breccia, precursor de la historieta y dibujante de El Eternauta.

Por Natalia Blanc, para La Nación del 15 de mayo de 2019


El Eternauta que fue publicado en fascículos en la revista Gente en 1969. Una serie de autorretratos a lápiz de sus últimos años. La emblemática tira Perramus, con guión de Juan Sasturain. Los originales de Mort Cinder, historieta de detectives con un estilo gráfico único por ese entonces en el mundo. 

Unas 70 obras de Alberto Breccia, que nunca se exhibieron en el país porque se conservan en Francia, integran una retrospectiva en homenaje al artista a cien años de su nacimiento.Breccia 100. El dibujo mutante, en la Casa Nacional del Bicentenario, propone un recorrido visual por los procedimientos y recursos creativos del autor, que fue autodidacta y exploró diversas técnicas: dibujo, collage, pintura, tinta, relieve, grabado.





Curada por la argentina Laura Caraballo y el francés Thomas Dassance, la muestra reúne planchas y dibujos originales, revistas donde Breccia publicaba sus trabajos, libros, fotografías, videos y proyecciones. Una línea de tiempo con los principales momentos de su vida y de su carrera recibe a los visitantes en el tercer piso de la Casa Nacional del Bicentenario. Nacido en Montevideo, Uruguay, el 15 de abril de 1919, Breccia creció en Buenos Aires. Su familia se instaló en el barrio de Mataderos cuando él tenía 3 años. Entre las obras menos conocidas se encuentra una ilustración colorida con viñetas sueltas, exhibida con el título de "El primer Breccia", que puede leerse como el germen de su pasión por el dibujo y la historieta.


"Fue autodidacta, aprendió solo a dibujar, primero copiando y después experimentando con técnicas y materiales. En sus primeras historietas, que son más clásicas, ya se ve el germen de su pasión por la experimentación, una de las características que marcan su obra", explicó Caraballo a LA NACION. Mientras trabajaba en una tesis de doctorado en Francia sobre las adaptaciones literarias a la historieta, Caraballo accedió a un valioso material nunca exhibido al público en la Argentina. "Tenía un corpus con muchísimas historietas de varios autores, pero la mayoría eran de Breccia. Así empecé a trabajar con su obra. En el momento en el que adapta historias de la literatura es cuando más se aleja del relato y más abstractas son sus creaciones gráficas. Toda la obra seleccionada para la muestra apunta a mostrar esa característica", agregó la curadora.

Una gran parte de los originales pertenecen a los herederos y los conserva un ex agente de Breccia en Francia. Algunas fueron aportadas por coleccionistas locales. Hay también ejemplares de la revista Patoruzito, de Dante Quinterno, donde publicó durante quince años la tira Vito Nervio, protagonizada por un detective que había creado Emilio Cortinas y continúa Breccia. En una vitrina se puede ver una revista Gente, de 1969, con Roberto Galán rodeado de mujeres en la tapa y un zócalo que anuncia: "Desde hoy: El Eternauta". La emblemática historieta escrita por Héctor Oesterheld salió durante algunas semanas en Gente hasta que fue levantada abruptamente.

Ordenada en ejes temáticos, la exhibición destaca encuentros clave en la carrera de Breccia: por un lado, con Oesterheld, con quien hizo Sherlock Time y Mort Cinder, además de El Eternauta. Por otro, con autores y guionistas como Juan Sasturain, Guillermo Saccomanno y Carlos Trillo. "Breccia es un precursor del género a nivel mundial. Expandió las fronteras. Una historieta de aventuras como Mort Cinder, con ese nivel de grafismo, no se hacía en el mundo en ese momento. En Francia hacían Tintin y en Estados Unidos, estaban con los superhéroes y un estilo muy repetitivo", dice Caraballo.

En la sección Breccia y la literatura aparecen sus adaptaciones gráficas. "La primera formal fue Los mitos de Cthulhu, de H. P. Lovercraft. Para ese trabajo decide empezar a trabajar sin editor y hace, básicamente, lo que se le canta. Hace dibujos muy abstractos, con manchas. La primera historia se publica en Italia. En los siguientes episodios, que son diferentes historias de Los mitos..., trabaja con el guionista Norberto Buscaglia. Es el momento de ruptura total. Llevaba más de diez años pensando cómo adaptar Los mitos..., que es inenarrable", continúa la curadora. En una vitrina se exhiben los guiones manuscritos escritos con lápiz negro fechados en 1973.
"Para organizar las obras nos centramos en ejes técnicos y estéticos, qué procedimientos utilizaba. Hay una gran diversidad de estilos. Tenía, en realidad, un desapego total por la noción de estilo. No le importaba que lo reconocieran en los trabajos. Lo que le interesaba era adaptar cada historia como se le diera la gana", cuenta. "Crear climas era una de sus obsesiones. Hacía un trabajo con técnicas diferentes para crear climas, algunos acromáticos, otros binarios, claroscuros, con diferentes texturas y técnicas. Cuando adapta "El fin", de Borges, experimenta con grabado: hace una imitación a la técnica de la manera negra del grabado. Trabaja con volúmenes blancos. Se ve en la adaptación de "Informe sobre ciegos", de Sábato, uno de sus últimos trabajos (se publicó en 1993). También genera climas y atmósferas visuales con el collage y sentía una gran pasión por la pintura". Con Sasturain como guionista hizo adaptaciones de literatura latinoamericana: "Las mellizas", de Juan Carlos Onetti; "Antiperiplea", de un cuento de João Guimaraes Rosa; "Acuérdate", de Juan Rulfo.

Otra sección reúne sus trabajos menos conocidos, realizados con color. Son también adaptaciones literarias: una de ellas es Drácula, titulada Drácula, Dracul, Vlad, bah, publicada en Europa en 1982. El 19 de junio se presenta la edición local, a cargo de Hotel de las Ideas, en el marco de la muestra.
Trabajaba la repetición, otra de sus obsesiones, de forma mecánica y analógica: en "La gallina degollada", de Horacio Quiroga, usó una foto, que reduce de tamaño tres veces. "Lleva el recurso al extremo", asegura la especialista.


En una pequeña sala cerrada se proyectan en loop las viñetas creadas por Breccia para su versión de "El corazón delator", de Edgar Allan Poe, con sonido de fondo de un latido. Y en una pantalla grande se proyectan videos inéditos de los últimos años de su vida. Son filmaciones caseras de un amigo, Carlos Mamud, que tiene el proyecto de hacer un documental. En un momento se ve al ilustrador trabajando en una plancha de "Informe sobre ciegos", que está exhibida a pocos metros.
Breccia 100. El dibujo mutante es una muestra para mirar de cerca y en detalle. En especial, en la sección dedicada al collage, donde se ven papeles cortados a mano, desprolijos, manchas hechas con plasticola negra y hasta colores disueltos con nafta.


Video de la muestra en DIEGO ARANDOJO
Breccia dibujando en LA URDIMBRE
Mort Cinder en CONTINUARA
Homenaje a Breccia en CALOIen suTINTA (1993)
Homenaje a Breccia en CALOIen suTINTA (1993)2da. parte
Homenaje a Breccia en HISTORIAS de...







0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal